¿Puede el ESTA remplazar al pasaporte para ir a Estados Unidos?

Valoración: 4.07 15 voto

¿Puede el ESTA remplazar al pasaporte para ir a Estados Unidos?

Las condiciones necesarias para entrar en el territorio americano

Las condiciones que deben cumplir los nacionales de los países miembros del Programa con el fin de poder entrar en los Estados Unidos son cinco.

  • La primera es la presentación de un pasaporte biométrico o electrónico que siga siendo válido. Los pasaportes de lectura óptica que aún siguen siendo válidos  emitidos antes del 26 de octubre de 2005 son aceptados.
  • El segundo, la obtención de una autorización ESTA que se notifica en línea al solicitante.
  • El tercero, poseer un billete de avión ida y vuelta o para los viajeros por mar un billete de crucero.
  • El cuarto, una estancia de 90 días como máximo en los Estados Unidos.
  • El quinto es por último la presentación de una prueba de solvencia como un cheque de viaje o tarjetas de crédito.

Para ciertas categorías de viajeros, el visado sigue siendo indispensable. La página Web de la Embajada de Estados Unidos en España facilita más detalles sobre este tema. En lo que se refiere a la autorización ESTA, se recomienda encarecidamente imprimir el formulario con la mención “autorización aprobada” para facilitar los trámites de entrada. Guardar el número ESTA en previsión de una futura estancia en los Estados Unidos también resulta útil.

 

¿Qué es el ESTA?

El ESTA es el nuevo sistema de autorización de viaje instaurado por el Gobierno americano para poder controlar mejor las personas que desean pasar una estancia en su territorio. El sistema refuerza también las medidas de seguridad ya vigentes por las autoridades del país.

La autorización ESTA pasó a ser obligatoria el 12 de enero de 2009 para los nacionales de numerosos países europeos, en particular, España, Francia, Reino Unido, Alemania y Suiza. Australia, Nueva Zelanda, Brunei, Japón, la República de Corea y Singapur también disponen de este programa de exención de visado.

 

El ESTA no es un visado que garantiza la entrada en los Estados Unidos

El ESTA - Electronic System for Travel Authorization – sólo es una simple autorización para viajar. Permite a los viajeros montar a bordo de un avión o embarcar en un buque de crucero con destino a los Estados Unidos, pero su aceptación no significa forzosamente que ya se ha adquirido el  acceso al suelo americano.

En efecto, la atribución del permiso de entrar en los Estados Unidos incumbe solamente a los funcionarios de la inmigración del aeropuerto o del puerto donde los pasajeros desembarcan. Si se rechaza la entrada al territorio cuando se llega a los Estados Unidos, no existe ningún recurso para los pasajeros beneficiarios del programa de exención de visado

 

Para presentar una solicitud de autorización ESTA

Existe a disposición de los viajeros un impreso de solicitud en español pulsando aquí. Esta solicitud debe hacerse preferiblemente 72 horas antes de la salida según las recomendaciones del Departamento de seguridad interior. Durante esta operación, debe facilitarse información sobre la identidad del solicitante, así como preguntas relativas a las condiciones de entrada en los Estados Unidos y  el antiguo formulario I-94W.

Desde el 8 de septiembre de 2010, el sistema ESTA pasó a ser de pago. Si la solicitud se rechaza, el viajero debe presentar una solicitud de visado temporal en una embajada o un servicio consular americano. 

 

Duración de validez de la autorización ESTA

La autorización ESTA tiene un período de validez de dos años. Durante este período, el viajero puede efectuar varios viajes a Estados Unidos sin tener que renovar su solicitud, salvo si su pasaporte expira antes de este plazo. Si la autorización sigue siendo válida, sólo tendrá que actualizarla para las futuras estancias en territorio americano. El ESTA sólo es válido para algunos tipos de estancias, en particular, los viajes de negocios o los viajes con fines turísticos.

La persona que lo tenga sólo podrá permanecer en los Estados Unidos 90 días, en caso contrario, corre el riesgo de que se le prohíbe la estancia de por vida en el suelo americano.

 

Las etapas de una solicitud de autorización en línea

La obtención de una autorización de viajar en línea implica varias etapas.

  • La primera, consiste en rellenar el formulario prestando la mayor atención posible, especialmente en los campos obligatorios.
  • La segunda, la presentación de la solicitud.
  • La tercera, recibir un aviso de aprobación.
  • La cuarta, pagar una suma global, ya que la utilización del sistema ESTA no es gratuita.

El estatuto de la solicitud puede verse en cualquier momento. En su gran mayoría, las solicitudes se aprueban casi inmediatamente. No obstante, el tratamiento de la información puede tardar unas 72 horas, por tanto, corresponde al solicitante tomar sus precauciones con el fin de evitar cualquier percance. En caso de que la página Web de sumisión fuese inaccesible por causa de mantenimiento o saturación, la única alternativa es presentar de nuevo la solicitud posteriormente.

 

¡No olvide el pasaporte!

Como acabamos de ver, para entrar en Estados Unidos necesitará obligatoriamente una autorización ESTA o un visado. Sin embargo, para obtener estos documentos también es imperativo disponer de un pasaporte válido a su nombre. El pasaporte también es obligatorio para los niños y si realiza un tránsito o tiene una escala en EE. UU.

Si no tiene un pasaporte no podrá obtener la autorización ESTA y no podrá embarcar con destino Estados Unidos. Efectivamente, el sistema de autorización electrónica ESTA vincula de forma electrónica la autorización al número de pasaporte. Tiene que presentar el pasaporte a la compañía aérea cuando se disponga a tomar el avión para que ésta compruebe que ha recibido la autorización correctamente. Sin el pasaporte le será imposible viajar hacia Estados Unidos, del mismo modo que hacia cualquier otro país que se encuentre fuera de la Unión Europea.

Además, si todavía no tiene un pasaporte y quiere hacerse uno o renovar el caducado, es necesario pedir cita cuanto antes para planear su viaje con tranquilidad.

 

Pasaportes válidos

Sobre los distintos tipos de pasaportes utilizados por los viajeros, algunos requieren la obtención de visado y otros no. Para el antiguo modelo y el pasaporte Delphine (de lectura óptica) entregado después del 26 de octubre de 2005, es obligatorio poseer un visado.

En cambio, con un pasaporte de lectura óptica obtenido antes del 26 de octubre de 2005, un pasaporte electrónico o un pasaporte biométrico, exime al viajero de visado. Cabe destacar que la información que figura en el billete de avión debe imperativamente ser la misma que la que está indicada en el pasaporte.

 

¿Qué puedo hacer si no dispongo de un pasaporte adecuado?

Como acabamos de ver, el pasaporte es un documento obligatorio para viajar a Estados Unidos aunque haga una solicitud del ESTA, ya que los dos documentos estarán vinculados de forma electrónica.

Además, si no tiene pasaporte o si lo tiene caducado, es indispensable llevar a cabo los trámites que permiten obtener uno o renovar el antiguo incluso antes de solicitar la autorización de viaje en línea.  Para ello lo mejor es pedir cita cuanto antes para que pueda continuar planificando su viaje sin problemas y poder rellenar los documentos necesarios con el nuevo número de pasaporte.

Si su pasaporte no permite obtener una autorización ESTA, tendrá que hacer una solicitud de visado. Para ello, diríjase a la embajada estadounidense de su país de residencia y complete los trámites. 
Tenga cuidado, pues estas dos etapas pueden llevar más tiempo del que usted había previsto. Así pues, empiece a preparar el viaje con suficiente antelación para evitar sorpresas desagradables.

 

El visado como documento oficial para entrar en Estados Unidos

Si no pudo obtener la autorización ESTA a causa de que su estancia es demasiado larga o no cumple con las condiciones necesarias mencionadas más arriba, sepa que tiene la posibilidad de hacer una solicitud de visado tradicional.

Esta solicitud se lleva a cabo en la embajada estadounidense del país en el que resida. Allí tendrá que retirar y rellenar un expediente con los documentos y justificantes que se le pidan, un proceso que es, obviamente, más largo que el ESTA.